Premio Innovagro 2017 | Método innovador para control biológico de la mosca del olivo
16661
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16661,ajax_fade,page_not_loaded,,footer_responsive_adv,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
 

Método innovador para control biológico de la mosca del olivo

El sector olivícola tiene una importancia múltiple tanto a nivel económico como social y cultural para todos los países de la cuenca mediterránea y otros productores emergentes como Argentina, Estados Unidos y México.

Por tanto, los problemas del cultivo y su ecosistema tienen repercusiones económicas y medio ambientales. Hoy en día, conservar el medioambiente y la salud humana sin bajar la cantidad y la calidad de la producción es un verdadero desafío y un principal objetivo de la legislación agraria vigente, tanto europea (directiva 2009/128/CE de uso sostenible de insecticidas) como americana (). Muchos son los factores que perjudican a la producción olivarera reduciendo su cantidad y su calidad, y causando grandes pérdidas anuales.

La mosca del olivo Bactrocera oleae se considera el fitófago más peligroso y destructivo para el cultivo en toda su área de extensión, ya que por un lado es el principal factor biótico que reduce la calidad del aceite al aumentar la acidez y por otro lado el abundante uso de los insecticidas químicos para su control es uno de los principales factores abióticos que causan importantes efectos sobre el ecosistema y la salud humana ya que han sido detectados residuos de pesticidas en el aceite de oliva y en ambientes donde crecen los olivos. Por todo ello, es urgente la búsqueda de otros métodos de control de la mosca del olivo que se ajusten a los criterios de la Agricultura Sostenible.

Con tal fin, y en colaboración con la Junta de Andalucía y la Asociación para el Desarrollo del Guadajoz y Campiña Este de Córdoba (ADEGUA), se elaboró un proyecto innovador denominado “Mejora de la calidad del aceite de oliva mediante un método biológico de control de la mosca del olivo (Bactrocera oleae Rossi)” para evaluar el uso de la cepa EAMa 01/58-Su del hongo entomopatógeno Metarhizium brunneum para el control de la mosca del olivo desde el laboratorio hasta su aplicación en pleno campo con el objetivo de establecer un método de control respetuoso al medio ambiente, eficaz, viable económicamente, y compatible con la legislación vigente. Se trata de aplicar el hongo al suelo bajo la copa de los árboles, lugar donde se encuentra el estado invernante, hasta ahora olvidado en las estrategias de control de la mosca del olivo. Tras esta fase del laboratorio, se aplicó esta cepa en el campo durante 4 años. Se realizaron dos tratamientos anuales, en otoño y en primavera, donde se aplicó el hongo en la base del árbol, lugar donde caen las larvas para invernar y de donde emergen los adultos.

Los resultados obtenidos fueron muy prometedores. El hongo demostró capacidad de persistir en el suelo durante el desarrollo del experimento. Las concentraciones del inóculo fúngico en el suelo, 4 meses después del tratamiento, oscilaron entre 0.8×102 y 1.1×103 conidios por g de suelo. En todas las campañas del tratamiento, la densidad de la población de B. oleae emergente de parcelas tratadas fue 50 a 70 % inferior a la de las parcelas sin tratar.

Por otro lado, el hongo ha demostrado alta compatibilidad con la mayoría de los herbicidas autorizados para su uso en suelos de olivar, lo que permite la aplicación simultanea del hongo con el herbicida en el mismo depósito para minimizar costes. Estos resultados muestran por vez primera que la cepa EAMa 01/58-Su de M. brunneum es una herramienta eficaz para ser utilizada dentro de un programa de control integrado de la mosca del olivo, pues permite reducir la población de primavera del insecto, y por tanto, facilita cualquier intervención adicional dentro de un programa de Control Integrado de Plagas.

País

España

Institución

Universidad de Córdoba

Presentado por

Prof. Dr. Enrique Quesada Moraga

Category
Innovación tecnológica, Premio Innovagro 2016